Se refiere a las técnicas terapéuticas que ayudan a que una persona recupere el movimiento normal de ciertas partes de su cuerpo, se utiliza para combatir enfermedades de diferentes orígenes, sobre todo se recomienda para aquellas personas que tienen alguna dolencia de tipo muscular o que padecen estrés.

Los conocimientos kinesiológicos pueden aplicarse a través de la quiropráctica, la fisioterapia, la ergonomía y el acondicionamiento físico, ya sea para desarrollar una terapia, para prevenir un daño o para mejorar el rendimiento atlético.